Artículos

¿Realmente qué quieres para tu vida?

Definitivamente expresar de una manera simple lo que realmente queremos de la vida al principio es casi imposible; sin embargo si contestaste la primera gran pregunta del anterior post, está ya se torna más consistente y comprometedora cada vez que vuelvas a hacértela.

Si te pones a pensar que realmente quieres de la vida, te darás cuenta que lo que quieres es lo que exiges en los demás que te den que tú no das o no sabes dar; ya sea amor, dinero, tiempo, diversión, afecto y más. Lo que realmente quieres de la vida NO ESTÁ EN LOS DEMÁS NI EN LAS COSAS DE LOS DEMÁS….ESTÁ EN TI Y EN LO QUE OBTIENES A TRAVÉS DE TI.

En mi proceso de desarrollo personal no fue una etapa tan fácil de ejecutar. Sin embargo EMPECÉ poco a poco a exigirme en SER lo que ya soy para vivirlo. Al crear este blog mi primera intención fue mostrar a través de mi propia vida que SE PUEDE AVANZAR a otro nivel de vida con lo que eres, tienes y haces desde la posición económica, social, cultural, religiosa, física, mental y geográfica que te encuentres. Realmente todo dependerá del nivel de la FE de TÚ DECISIÓN AL GRAN CAMBIO.

Permíteme compartirte mi experiencia para acompañarte a descubrir este suceso de tu vida. La pregunta es: ¿QUÉ REALMENTE QUIERES PARA TU VIDA?

Si bien es cierto, autodescubrí que lo que más quería de la vida era CONOCER A DIOS, EL SEÑOR JESÚS; como resultado se me fue revelado que mi deber era disfrutarlo como MI PADRE, MI DIOS, MI REY;  y a través de ÉL debía reeducarme sobre el verdadero entendimiento de lo que es la FELICIDAD al ESTILO DE VIDA DE DIOS.

Si me hubiera pasado esto 10 años atrás sobre esta realidad; de seguro no la entendería como puede estar pasándote a ti ahora o tal vez ya no y la súper entiendes. Sin embargo, le doy gracias a Dios porque HOY ES MI REALIDAD y he comprobado en carne propia que no hay mejor forma de vivir BIEN que OBTENIENDO CONOCIMIENTO Y APLICANDO principios básicos de vida, posición e identidad espiritual y un gran propósito de vida que ejecutar junto a ÉL.

Por lo cual, en mi experiencia ENTENDÍ que lo que más quería para mi vida era: APRENDER A APRENDER A VIVIR CON MI PADRE DIOS PARA ENSEÑAR A APRENDER A MIS HIJOS Y A LOS DEMÁS COMO TAMBIÉN PODRÍAN HACERLO PARA DISFRUTARLO Y AMARLO. No puedo caminar en este mundo pensando que mi razón es mayor que la de DIOS. Cada paso que doy desde que ÉL camina junto a mí y yo junto a ÉL ha sido más que maravilloso. Todos los niveles de vida que ha ido mostrándome y sé que hay muchísimos más, por lo cual se torna más y más emocionante obedecerlo SIEMPRE; ha tenido cuidado de mi, de mi esposo, de mis hijos y de todas aquellas personas que se unían a mi por sus diversos propósitos.

Si tú aún no te has preguntando con todo tu ser ¿Qué quieres de la vida o qué realmente quieres para tu vida? te estás perdiendo LO MEJOR DE LO MEJOR, puesto que la VIDA que es DIOS, EL SEÑOR JESÚS si va a contestarte y si estás listo para HACER lo que es necesario HACER para vivir lo que estás diseñado vivir en este mundo pues, déjame decirte que TU VIDA TENDRÁ UN GRAN SENTIDO Y AMARÁS LO QUE LA VIDA TE ENSEÑA PARA AVANZAR Y DAR.

Imagina esto:

“Tú parada o parado frente al mar a los 3 años pasas la primera olita medio temeroso pero la pasas porque mamá, papá y los demás también los ves pasar. Tú parado o parada a los 7 años frente al mar con tu tablita playera ya te lanzas hasta la 3era ola, te sumerges intrépidamente una y otra vez; pues ya eres fuerte, quieres divertirte y viste que es una experiencia que no puedes de dejar de disfrutar empiezas a sentir la libertad de avanzar.

Tú a los 12 años ya tienes carácter, te has propuesto llegar más a fondo pero esta vez planeas cómo lograrlo, ya sabes que es peligroso y cada vez que vas al mar vas poco a poco un poco más y más cerca de la última ola.

Tú a los 20 años ya eres un hombre, una mujer y te lanzas al tumbo, con tabla, sin tabla, con amigos y sin amigos, esa energía y vitalidad te hace sentir invencible…lo logras, la pasas ahora solo piensas en cómo regresar; estás pensando en qué hiciste, quieres pedir ayuda, y regresas.

Tú a los 30 años frente al mar, fatigado del regreso solo quieres mirar el mar, a veces vas hasta la 3era ola pero recuerdas que si pasas otra vez la última ola tendrás que regresar y prefieres evitar avanzar.

Tú a los 50 años frente al mar, decidido a hacerlo, perdiste mucho tiempo pensando; ahora decides hacerlo, no hay más que perder; pero olvidaste planear esa ida y casi te cuesta la vida.

Tú a los 60 años frente al mar, decides pedirle a Dios que te dé la oportunidad de llegar más allá de lo que tu imaginas; de pronto a los pocos días o meses obtienes un bote hermoso, tienes tiempo para viajar con tu esposo o esposa, cruzan las olas, van mar adentro, visitan islas, continentes enteros, en cada lugar cuentan el aprendizaje de su experiencia, les cuentas a todos FELIZ todo el tiempo que solo pensaste en lo que solo tú querias hacer en hacerlo solo y lo maravilloso que fue Dios al contestarte sin pedirte nada a cambio, los invitas a subirse al bote, les invitas tu mejor comida, les das los mejores presentes, ellos te admiran, comparten contigo tu alegría, la gente te escucha, la gente cree en TÚ Dios, muchos empiezan a pedirle a TÚ Dios oportunidades nuevas más allá de lo que ellos imaginaron, miles empiezan a recibir la vida que TÚ Dios tenía para ellos…AHORA cada lugar donde vas cambia, se transforma.

Tú a los 80 años parado o parada frente al mar con tu amada esposa o esposo, tus hijos,tus nietos, tus bisnietos viéndolos a todos ellos inspirados POR TÚ VIDA; llenos de AMOR, FE, PAZ, GOZO , SALUD, TRABAJO, DINERO Y ALEGRÍA AVANZANDO CON DIOS…..HACIA LO MEJOR.

Tú a los 120 años parado o parada frente al mar con todos ellos les dices FELIZ: VALIÓ LA PENA PEDIRLE A DIOS LLEGAR MÁS ALLÁ DE LO QUE YO PODÍA IMAGINAR LLEGAR…..”

……y TÚ ¿QUÉ REALMENTE QUIERES PARA TU VIDA?

ESTE ES EL TIEMPO y estás a tiempo.

Conectémonos ; con fe, amor y paz.

Claudia Martínez Díaz
Tu Coach de Marca Personal

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *