Artículos

La mujer como madre es protagonista e influencia social

Hace unas décadas atrás, el rol de la mujer como madre era muy diferente al de hoy. La concepción que se tenía antiguamente de la misión de la mujer era la de casarse, tener y criar a sus hijos, nada más. Pero la preparación intelectual de ellas y la situación económica, entre otros factores, hicieron que esto cambiara hasta el punto de tener entre madres de familia mujeres ejecutivas, abogadas, enfermeras, comerciantes, dueñas de empresas o microempresas, por nombrar solo algunas, que no por esto desatienden su papel fundamental: cuidar y velar por sus hijos. Pero es más admirable y nos merece todo nuestro respeto, aquellas que tienen que cumplir su misión sin la ayuda o apoyo del padre de sus hijos; aquellas que han decidido ser madres solteras, las que por una u otra causa son separadas o divorciadas, y con más sacrificio aún, las que han quedado viudas. 

La madre hoy, es emprendedora y busca su autorrealización, además del reconocimiento de su talento y servicio dentro y fuera del hogar. Dicha autorrealización desde nuestra especialidad como consultores de marca personal, debe ser gestionada responsablemente y bajo la cobertura de profesionales que tengan experiencia y resultados legítimos en su estilo de vida. La madre tiene un protagonismo de alta influencia social dentro de su hogar y fuera de el.  La madre es clave para que en su hogar se construyan principios de vida con integridad y profesionalismo a través de su propio ejemplo. Una madre autorrealizada transmite virtudes y valores que atraen a sus hijos y a su esposo a desempeñarse con mejores competencias y logros para el beneficio de la sociedad.

Dentro de los cambios que se han experimentado en el mundo en los últimos años, la re-valoración de la figura e imagen de la mujer constituye uno de los más sustanciales. Por años la mujer era vista desde la perspectiva de los contenidos de medios como una persona destinada a cuidar de una familia y tener limpia la casa. Su ámbito de intereses se vinculaba a ellos, no solo de consumo de productos o servicios, incluso de contenidos noticiosos. Hoy ese rol clásico se ha modificado. Con la mayor apertura y posibilidades de educación, mejoras económicas de las familias y posibilidades de retrasar o gestionar la maternidad, las mujeres en el mundo han o están cambiando. En un reciente estudio de DATUM se puede mostrar cómo, a nivel latinoamericano, las mujeres están pasando de roles tradicionales y patriarcales a ejercer roles activos, empoderados y con mayor libertad.

Los principales deseos de las mujeres, según la investigación, giran en torno a realizaciones personales como viajar, estudiar y tener un negocio. En el Perú el informe señala que la aprobación de la pareja para la toma de decisiones no es tan importante como lo es en otros países de la región. Sin embargo, en nuestro país la fe y la religión aún tienen un peso importante en este grupo. Por su parte Rosi Villanueva, directora comercial de DATUM, señala sobre su estudio que la mujer peruana aún requiere la valoración y consideración de su pareja. Señala que podrían existir problemas de autoestima en esta población, sobre todo entre quienes viven en una relación de pareja. Se está dando un importante cambio a nivel mundial en la forma cómo las mujeres desean ser tratadas por su entorno más cercano y por la sociedad en general. Las mujeres necesitan ser escuchadas sobre lo que consideran un derecho básico de todo ser  humano: la necesidad de recibir un trato igualitario y con respeto y el acceder a iguales oportunidades y derechos que los hombres. Las mujeres de hoy no desean ocupar los mismo roles que por tradición ocupaban sus madres y abuelas porque sienten que han logrado cambios positivos en sus vidas.

Las mujeres acceden poco a poco a un mejor nivel de educación y su formación eleva su autoestima y confianza en ellas mismas, las hace libres, las libera de las ataduras que ejercen los  prejuicios y las tradiciones y les permite tomar decisiones y argumentar con conocimiento lo que consideran que es mejor para ellas y para su familia. En América, la mujer gana terreno en ámbitos políticos, laborales, culturales y religiosos; pero también estaría generando fuertes tensiones y un desequilibrio en el statu quo de la sociedad tradicional. Hace algunos años atrás, el principal papel de la mujer, además de esposa, era el de ser madre. Interesante encontrar que hoy existen muchas mujeres que no tienen entre sus planes futuros casarse o vivir en pareja y tampoco ser mamá. ¿Estamos en el extremo del péndulo?

Todo esto nos hace reflexionar en el papel de protagonismo de la mujer en la sociedad. Casi el 30% de los hogares es encabezado por una mujer. Esto significa que en uno de cada tres hogares la “mamá” es también la principal “proveedora” de la casa, la “educadora” de los hijos; además de ser la “trabajadora” en las empresas y la “contribuyente” o “ciudadana” para el gobierno y las instituciones. Sin embargo, es importante resaltar que ser tantas cosas también tiene un costo sobre la identidad personal de las mujeres. Es decir, no les queda mucho tiempo “o muchas ganas- de ser “ellas misma”, de encontrarle propósito a su vida, de seguir  metas y sueños consistentes. Simplemente “SER” mujer y madre es una experiencia fascinante. Un privilegio exclusivo a su sexo y a su manera también de ver la vida. Esto no está en ningún momento peleado con tener sueños de carrera, de vida: querer viajar, escribir un libro, romper récords, llegar hasta donde ninguna ha llegado. Lo que queremos trasmitir es que el rol de madre no debe ser limitativo, ni debe encasillarlas: debe liberarlas, impulsarlas y mejorarlas como personas.

Un buen número de mujeres latinoamericanas están en constante búsqueda de su propia felicidad, tienen mayor capacidad de reflexión y están conscientes de que su propia autoevaluación las acercará a poder vivir una vida plena. Estas mujeres están más determinadas a tener la vida que desean y a sentirse plenas y realizadas; sin embargo, por alguna razón, a veces se sienten atadas y por más esfuerzos que hacen para realizarse, no se dan cuenta que lo que les impide hacerlo son los lastres que han cargado ellas mismas durante toda su vida, muchos de ellos, productos de sus propias experiencias y creencias limitantes. Como mujeres preparadas que cumplen importantes roles en sus vidas, tienen aspiraciones más elevadas, pues sus necesidades básicas están cubiertas, mayoritariamente las económicas, las de estatus social y las de socialización. Sin embargo, aún buscan perfeccionar su parte emocional y equilibrar su existencia para lograr resultados contundentes. Pero, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no consiguen eso que tanto ansían? Es muy probable que no tengan la suficiente conexión consigo mismas para lograrlo y se estanquen en ideas obsoletas sin probar opciones nuevas que les permitan ver más allá y reconocerse como seres elevados. Si estas mujeres desean lograr cambios en sus vidas, a partir de la satisfacción de cada una de sus necesidades, sin dejar huecos o cubrirlos falsamente, necesitaran trabajar arduamente para reconocer quiénes son y qué les hace falta para llevar su vida a un nivel más alto y, por otra parte, transformar los marcos que actúan de manera negativa en las respuestas que dan al entorno y que no les permiten crecer como personas plenas y felices.

Como herramienta de autorrealización, resultará una opción efectiva el desarrollo profesional de su marca personal en My Style Coworking, lo cual le ayudará a desatar el potencial que está dentro de ellas y alcanzar las metas a las que desean llegar, pues lo que en realidad requieren es un cambio de estilo de vida, y así, en vez de ver el vaso medio vacío lo llenen de posibilidades con las cuales puedan potencializar sus capacidades y cumplir sus sueños. 

My Style Coworking, se encuentra ubicada en la ciudad de Arequipa, en el distrito del cercado : Vallecito. Cuenta con espacios de coworking y su CEO Claudia Martínez Díaz, cuenta con una experiencia de más de 15 años en la gestión de la identidad e imagen personal y corporativa. Son pioneros en el entrenamiento de la marca personal. Buscan la transformación de la persona con la reconstrucción del estilo de vida que transmite su marca personal.

Ser mujer y madre, hoy es un rol que no debe pasar desapercibido y debe entenderse como un puesto de trabajo de gran valor. Cada país, ciudad y distrito cuenta con ellas para el empoderamiento económico y la erradicación de violencia familiar y sexual. Son un segmento de estudio para el mercado, puesto que satisfacer sus necesidades es la razón de ser del comercio global. El diario El Pueblo, el día de hoy, compartió el siguiente estudio realizado en nuestro entorno geográfico:

En la región Arequipa llegan a 381 mil 207 mujeres, y de acuerdo al lugar de residencia el 91,9% de madres decidieron vivir en el área urbana, 350 mil 473; mientras que solo el 8,1% aún habita en el área rural, porcentaje que llega a 30 mil 734. De acuerdo a los grupos especiales de edad, del total de madres censadas, el 61,1% se encuentra en edad fértil entre los 15 y 49 años que asciende a 232 mil 825. Un 15,1% son jóvenes con edades entre 15 y 29 años, mientras que un 35,5% son adultas jóvenes entre 30 y 44 años; el 27,4% son adultas con edades entre 45 y 59 años; y un 21,9% son adultas mayores, es decir tienen de 60 a más años de edad. El 38,1% de las madres en Arequipa tienen educación superior, porcentaje que llega a las 145 mil 284; pero un 35,8% alcanzó a completar su educación secundaria y son 136 mil 467 damas. Son 76 mil 415 las mujeres que tienen estudios primarios, siendo el 20%; mientras 21 mil 501 damas no tuvieron la oportunidad de estudiar, siendo el 5,6% de la población. 

Los resultados del censo de hace dos años también arrojan que las madres arequipeñas tienen en promedio de 2,7 hijos y de acuerdo al lugar de residencia, en el área urbana tienen 2,6 hijos, mientras que en el área rural sube a 3,5 hijos en promedio. Son 70 de cada 100 madres las que cuentan con un seguro de salud. El 69,8% de las madres tienen seguro de salud, unas 265 mil 945; y aquellas que no poseen ninguna protección de salud representan el 30,2% (115 262). Según el lugar de residencia, en el área urbana las madres aseguradas representaron el 69,8% y en el área rural el 69,5%. Por el contrario, las mujeres que no cuentan con seguro de salud en el área urbana representaron el 30,2% y en el área rural el 30,5%. En la región Arequipa existe el 37,5% de hogares que son llevados únicamente por una madre, quienes con su trabajo brindan educación, vestido, alimentación y todo lo que un niño necesita para salir adelante.

El deseo de autorrealización, que parte de la necesidad de autovalorarse y de conseguir reconocimiento social, es mayormente la motivación esencial que manifiestan muchas mujeres y madres.Para crear una empresa, tomar un carrera, emprender un sueño; es fundamental la decisión, la determinación, y pasar de la ilusión, de la idea y del plan a la búsqueda de los medios económicos para hacerlo realidad y seguir evolucionando con todo ese proceso y más. Emprender , es una  actividad de modelo empresarial que pone a prueba todas nuestras capacidades que a menudo desconocemos. La autorrealización es la afirmación y expansión creciente de estas habilidades y capacidades que poseemos. Las mujeres aprenden e incrementan su capacidad comercial y de relaciones humanas, que son habilidades que suelen desarrollar extraordinariamente con el descubrimiento de su marca personal.

Esperamos que este artículo haya despertado en las mujeres y madres que nos han seguido, el gran valor que para nosotros tienen como personas, para SER en sus familias, sus empresas y la sociedad una protagonista con una historia de triunfo desde un punto de vista trascendente .

¡Autorrealízate, con nosotros! Estamos para servirte. ¡Tú eres bienvenida!

En nuestro próximo post seguiremos actualizándote acerca de nuestra línea de servicios de consultoría Coaching y Marca Personal, con testimonios sorprendentes de nuestros clientes, que ya han logrado posicionarse con su marca personal , junto a nosotros.  Te invitamos a conocer una maravillosa historia de triunfo de una de nuestras clientas :

Para empezar a construir tu marca personal profesionalmente en My Style Coworking, ¡Con nosotros! , el primer paso es escribirnos a correo : info@mystylecoworking.com solicitando una cita preliminar . Desde ése punto nos conectaremos para programar tu visita y recibirte en nuestros espacios, donde nuestra CEO Claudia Martínez Díaz, conocerá tu situación actual para emprender junto a ella y todo nuestro equipo una maravillosa experiencia que transformará tu estilo de vida y más.  

Nuestras políticas y procesos de atención al cliente nos facultan a no abrir nuestras puertas sin previa cita.

Para mayor información :

211422 | 989720136

 

 

Links informativos: 

http://blogs.upn.edu.pe/comunicaciones/2018/09/10/la-nueva-mujer-peruana-se-consolida-los-arquetipos-quedan-atras/

http://www.datum.com.pe/new_web_files/files/pdf/La_mujer_en_el_Peru.pdf

https://elpueblo.com.pe/regionales/el-541-de-la-poblacion-femenina-en-arequipa-son-madres?fbclid=IwAR3Vo_NHYV9t37XhfA8bHzLm_cbg7SZSIwUQIvE893hChJTQEwfSw6tkXls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *