Flor Gómez

En el transcurso de mi vida, he tenido la dicha de poder conocer a personas maravillosas, de las cuales pude aprender a ser mejor profesional, mejor trabajadora, mejor mamá, mejor esposa y sobre todo mejor persona. Una de ellas es Claudia Martínez, Coach de profesión, emprendedora de vocación, una persona muy innovadora, con determinación y con una fe muy grande, a la cual admiro mucho, quien creyó en mí desde el primer momento.

 Claudita es parte de uno de los mejores procesos que tuve en mi vida, ella fue una de las personas que me acompaño y me ayudo en mí formación de Coach y en mí trabajo de crecimiento personal a través de su curso Marca Personal.

Tengo muchos aprendizajes y en esta ocasión quiero mencionar dos de ellos que considero muy importantes:

  • Una mujer segura de sí misma: se cuida para ser bella, selecciona la información que alimenta su mente y se conecta con Dios, ya que reconoce, que fuimos creadas con un propósito en la vida y que somos muy valiosas para él.
  • Pude aprender que las dificultades, errores, fracasos son oportunidades para ser mejores, para aprender una nueva forma de hacer las cosas, de centrarnos en las soluciones más que en los problemas y que todo esto forma parte de nuestra historia.

Con lo aprendido, definitivamente he podido elevar mi confianza, amarme tal y como soy, a disfrutar cada momento, a ver la vida de otra manera, aprender abrazar mi pasado y seguir adelante  más fuerte que nunca. Siempre recuerdo esa frase que dice estoy aquí y vamos por más.

Gracias Claudita, por todo lo compartido y que Dios te bendiga siempre.